Ser digital no es suficiente

Las empresas piensan que innovar es crear productos. Eso es un error.

Tener un asistente personal virtual, capaz de satisfacer cada una de nuestras necesidades por más complejas que parezcan, ya no es parte de una serie de ciencia ficción, es nuestra realidad. Una realidad que define la evolución de las industrias y el rumbo que deben tomar las empresas en el futuro inmediato.

Amazon, la compañía especializada en comercio electrónico y servicios de computación, lo reconoció desde hace muchos años y, por ello, apuesta al desarrollo de su asistente Alexa.

El objetivo de la empresa es que la interacción con Alexa sea más fácil y ágil que con Siri, el asistente de Apple.

Para lograrlo, Amazon creó un nuevo lenguaje, accesible y comprensible para todos y para cualquier dispositivo.

James Canton, presidente y CEO del Institute for Global Futures, explica que la velocidad con la que la tecnología transforma las actividades cotidianas obliga a las empresas a ofrecer algo más que la experiencia de ser digitales.

En una plática que mantuvo con el IMEF en su última visita a México, Canton compartió el caso de Alexa para demostrar que no se trata de crear actualizaciones tecnológicas, sino de transformar una industria completa.

El futurista explica que las empresas, normalmente, se concentran en ganar participación de mercado, en aumentar sus ventas y ganarle terreno a la competencia. “Ésa es una visión respetable para conducir un negocio, sin embargo, para sobrevivir en los próximos años, la visión debe fundamentarse en ganar nuevos clientes con una experiencia que trascienda su imaginación y que transforme sus vidas”.

México, a paso lento

James Canton observa que, en México, las empresas aún están lejos de operar con una visión realmente innovadora.

“La gran mayoría de las empresas mexicanas aún no asume la innovación como una regla de negocio. En su caso, crea nuevos productos o mejora los que tiene, pero nada que realmente transforme su industria”.

Como muestra, explica que en el Índice Mundial de Innovación 2016, de la World Intellectual Property Organization (WIPO), México está en el puesto 61 entre 128 países evaluados.

“Las empresas están muy cómodas, están dejando pasar una gran oportunidad. No se pueden dar el lujo de estar relajadas”, agrega.

Para avanzar, detalla, los negocios pueden instalar un laboratorio del futuro, es decir, un espacio especializado en crear, analizar y desarrollar nuevas ideas desde su etapa más temprana.

Cada propuesta, concluye, deber ser pensada a corto plazo o, al menos, al ritmo en que el mundo está cambiando. “Mantenerse ágil y desarrollando ideas es la clave para tener éxito”

Be the first to comment on "Ser digital no es suficiente"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


18 − uno =