Una visión verde y rentable

FOTO: Cortesía Comisión de Diversidad Biológica

Asumir medidas que respeten el ambiente dará competitividad y eficiencia a los negocios.

Cada vez más empresas multinacionales están migrando hacia una nueva forma de construir un negocio, con una visión sustentable. La estrategia que están adoptando ofrece acciones más amigables con el ambiente y contribuye a la integración de la diversidad biológica y la actividad económica.

De acuerdo con el Convenio sobre la Diversidad Biológica, el principal tratado internacional para el desarrollo sustentable firmado en 1992, las empresas interactúan directamente con la diversidad de un ecosistema mediante las cadenas de suministros de materias primas, por ende, están obligadas a tomar medidas que disminuyan su huella de carbono y que contribuyan a la conservación y la restauración del hábitat y de las áreas protegidas.

México aumentó sus medidas y políticas enfocadas al cuidado de la biodiversidad y al desarrollo sustentable. Sin embargo, la disminución de los recursos federales destinados a este fin es una barrera para cumplir con la meta. El país requiere 1,128 millones de pesos anuales adicionales y, si no los tiene el gobierno, la iniciativa privada debe tomar esta responsabilidad.

Braulio Ferreira de Souza, secretario ejecutivo del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), asegura que los actuales modelos de negocio deben plantearse, desde un inicio, un esquema que consiga un equilibrio entre el cuidado del medio ambiente y la rentabilidad del negocio. Con esta visión, dice, las empresas no sólo lograrán ser más eficientes, también captarán un mayor mercado al atraer clientes cada vez más preocupados por el planeta.

Durante una entrevista que ofreció a la revista del IMEF, Ferreira de Souza explica que no es tan complejo como parece incluir políticas que se enfoquen en la conservación de la diversidad biológica. “Las empresas deben adoptar principios básicos en sus políticas y deben cambiar sus prácticas pensando a favor de los ecosistemas. Incluso, también deben exigir a sus colaboradores seguir esas reglas”.

El experto comenta que 103 multinacionales, originarias de diferentes países, se han sumado al CDB para el cuidado del medio ambiente, entre las cuales destacan Cemex y Grupo Bimbo. Ambas compañías mexicanas siempre se han mostrado interesadas por el entorno ambiental, dice.

El experto insiste en que esas prácticas construyen una mejor reputación para las empresas y disminuyen costos de operación de cualquier compañía. “Así, desde un principio se trabaja para la conservación de un área natural y no para restaurarla que, en la mayoría de las veces, resulta un gasto mayor. En pocas palabras, debe ser visto como una inversión de largo plazo que dará el mejor de los retornos de inversión”.

La Comisión Nacional Forestal señala que la restauración de un hábitat cuesta hasta 180,000 dólares contra los 1,100 dólares que implica conservarlo.

Por ello, señala Ferreira de Souza, las empresas deben tomar el entorno económico como una oportunidad para revisar sus modelos de negocio y crear proyectos amigables con el ambiente y que serán eficientes en costos.

Be the first to comment on "Una visión verde y rentable"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


2 × 4 =