De viaje tras el balón

Foto: Tookapic

Eventos deportivos, como el Mundial de Futbol, crean oportunidades para el sector turístico.

Por Tania Jardón

El futbol es un excelente pretexto para viajar y vivir nuevas experiencias. En el aspecto personal, significa un descanso de la rutina cotidiana, mientras que, en lo profesional, es una fuente de renovación. Nuevas culturas implican nuevos retos, conectar con ellas obliga a replantear creencias, dogmas y clichés.

Metáfora del delirio y de la propia vida, como señala el escritor y periodista Juan Villoro, este deporte tiene una larga tradición en Europa. Su origen se remonta a la Inglaterra de 1863, y en pocos años se extendió por el resto del continente y del mundo, documenta la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA).

Más de un siglo de historia futbolística convierten a Europa en un lugar idóneo para viajar con el pretexto de conocer algunos de sus estadios más emblemáticos. Jetzabel Maldonando, encargada de control de calidad y capacitación de Viajes Bojórquez, señala que si el turista no tiene planeado ningún itinerario, lo mejor es adquirir un paquete con una agencia de viajes.

Las estrellas: Santiago Bernabeu  y Camp Nou 

En México existen empresas especializadas en tours para disfrutar de un partido en los estadios de los famosos Cristiano Ronaldo, del Real Madrid Club Futbol, y Lionel Messi, del Futbol Club Barcelona. Viajes Bojórquez, Mundomex y Mexticket ofrecen paquetes que incluyen vuelo, hospedaje de tres días y entradas para asistir al Santiago Bernabeu, en Madrid, o el Camp Nou, en Barcelona, por un precio aproximado de 1,500 a 1,800 dólares por persona. Para hacer inolvidable el viaje, las agencias ofrecen el clásico Real Madrid vs. Barcelona, o contra el Atlético de Madrid.

Los más aventureros pueden organizar su propio viaje. Sitios de reservaciones en línea como Best Day, Expedia o Despegar, son perfectos para armar paquetes a la medida e incluyen la posibilidad de rentar vehículos. Para adquirir entradas a los partidos, lo mejor es realizar la compra en los sitios Web Oficiales de ambos clubes. La vivencia es simplemente inolvidable, como los usuarios de TripAdvisor califican la oportunidad de ver jugar a Ronaldo y Messi.

Además, los usuarios latinos resaltan la seguridad de los estadios, incluso en los partidos donde se enfrentan las luminarias de la liga española. En cuanto a la elección de asientos, varios apuntan que la arquitectura del inmueble facilita ver el juego desde cualquier punto.

Futbol, comida y lo mejor de Europa en un circuito

Quienes dispongan de más tiempo y deseen empaparse de culturas y tradiciones distintas, nada mejor que realizar un circuito por los templos sagrados del futbol europeo. Ya sea que gestionen por su cuenta o se acerquen a una agencia para que se hagan cargo de la organización; una excelente alternativa es conocer diferentes lugares en función de sus estadios, no necesariamente hay que asistir a un partido, dada la historia de los equipos europeos, varios estadios cuentan con su propio museo. De paso, se puede pernoctar un par de días en la localidad para probar lo mejor de la gastronomía, sitios turísticos y culturales.

Como consejo general, mexicanos que residen en Europa, como la youtuber Gutentag Mariana, sugieren moverse por la Unión Europea contratando aerolíneas de bajo costo o en tren. En las ciudades, el transporte público es bastante eficiente y conecta con varios puntos estratégicos.

El administrador de empresas turísticas y bloguero Felipe Zapata señala que, en promedio, hay que considerar 60 euros por día para los gastos.

Primera parada: España

Los asistentes a los museos del Santiago Bernabeu y el Camp Nou podrán disfrutar de un interesante recorrido que se extiende a los vestidores y el túnel que conduce a los equipos al campo de juego. Los puntos obligados en Madrid son el museo del Prado, las plazas Puerta del Sol, la Cibeles y Plaza Mayor, monumentos como la Puerta de Alcalá, el Palacio Real, el templo Debod, un regalo de Egipto a España, el parque El Retiro y, claro, la Gran Vía, una calle que comunica el barrio de Salamanca con el de Argüelles. Para los amantes de la gastronomía, en la Plaza Mayor y en los alrededores de la Gran Vía encontrarán platos típicos, como los caracoles a la madrileña, el cocido madrileño y las tapas.

En cuanto a la provincia de Barcelona, las obras del arquitecto Antonio Gaudí, la Sagrada Familia, Casa Batlló, Pedrera o Parque Güell, deberían estar en el itinerario, junto con Las Ramblas y el Barrio Gótico. En el mercado de la Boquería no sólo encontrarán productos frescos y platillos emblemáticos de Cataluña, también clases de cocina y menús degustación.

Segunda parada:  Francia e Inglaterra

Luego de visitar España, el siguiente destino a descubrir es Francia. La casa del Paris Saint-Germain, Parc des Princes, no cuenta con museo, pero sí con una impresionante tienda para los fanáticos de este equipo. Posteriormente, otras paradas obligadas son la torre Eiffel, el museo del Louvre, la catedral de Notre Dame, el Arco del Triunfo, el palacio de Versalles y los Campos Elíseos.

La gastronomía parisina ofrece lo mejor de Francia. Puestos ambulantes, cafés o bistrós son perfectos para comer, como un lugareño las crepas o los populares platos ratatouille, boeuf bourguignon, quiche Lorraine y la tarte Tatin.

Quien ama el futbol debe ir a donde se originó todo: Inglaterra. El “Teatro de los sueños”, Old Trafford, es el estadio del Manchester United desde 1909. Como parte del museo, existen recorridos turísticos en compañía de algunos de los jugadores icónicos de este equipo; en ambos casos es necesario agendar desde su página Web Oficial.
Manchester tiene diversos atractivos, entre los que se encuentran museos, galerías de arte y la catedral. Las especialidades culinarias de la localidad incluyen el bury black pudding (similar a la moronga), eccles cake con una taza de té,  lancashire hotpot y la famosa bebida dulce vimto.

Cabe mencionar que los aficionados de la Premier League pueden contratar paquetes con la agencia Mexticket para ver a su equipo en los mejores destinos de Inglaterra.

Tercera parada: Italia y Alemania

Los amantes del calcio italiano, en particular, del Milán y del Inter de Milán, tienen que darse una vuelta por el museo del estadio San Siro, también conocido como Giuseppe Meazza. El recorrido por Milán puede continuar en sitios emblemáticos, como Il Duomo (la catedral), la galería Vittorio Emanuele II, la pinacoteca di Brera, el Cementerio, el espectacular cuadro La Última cena, la piazza Mercanti y el castillo Sforzesco. En lugar de pizza, lo mejor es optar por platos de la ciudad: las albóndigas mondeghili, ossobuco, risotto estilo milanés y el tiramisú.

En Alemania, el Alianza Arena es hogar del Bayern de Múnich. No tiene museo, pero cuenta con visitas guiadas que se reservan desde su Web, al igual que una tienda con souvenirs. Los turistas no deben dejar pasar la oportunidad de ir al castillo de Neuschwanstein, la plaza Marienplatz, al campo de concentración de Dachau, al parque Englischer Garten y al museo de BMW.

En el mercado Viktualienmarkt y la cervecería Hofbräuhaus, fundada en 1589, encontrarán especialidades, como la weinstuben schnitzel (milanesa empanizada de ternera) o una ración de weisswurst (salchichas alemanas) acompañadas con una cerveza.

1 Comment on "De viaje tras el balón"

  1. David Leonardo López Ramos | 20 junio, 2018 en 10:39 pm | Responder

    Es impresionante como se da el impacto del futbol en el sector económico de un país. Esto ya lo hemos estado viendo aproximadamente desde hace más de 100 años y más notorio, con los mundiales desde hace más de 15 años. Sin duda, en el sector económico o de negocios es una gran oportunidad para un país en convertirse gradualmente en una economía estable.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


11 + 20 =