Agente de cambio y rentabilidad

Alejandra Prado atiende el amplio abanico empresarial de Grupo Salinas, un reto de versatilidad en un cambiante mercado.

Apenas 34 años de edad y Alejandra Prado ya está al frente del área de Finanzas Corporativas de Grupo Salinas; bajo su mando, ese equipo en 2017 logró refinanciar la deuda de TV Azteca por 11,500 millones de pesos (mdp). En esa misma área, en 2016, ya habían logrado la emisión de 9,000 mdp para Grupo Elektra.

Con su nombramiento esta área —bajo la dirección de Rodrigo Pliego y Esteban Galindez— un año después logró refinanciar la deuda de TV Azteca por 11,500 mdp. También estudió las perspectivas de inversión y mercados de Italika y Banco Azteca.

Cuando Prado ingresó a Grupo Salinas, en 2015, la organización vivía una revolución: buscaba dar la vuelta a los negocios, recuperar la rentabilidad de TV Azteca y aprovechar el buen impulso en ventas de las motocicletas Italika y las tiendas Elektra.

Una de las estrategias para lograr las metas planteadas fue colocar al frente a una nueva generación de directivos. Entre ellos, Benjamín Salinas –hijo de Ricardo Salinas, presidente del grupo– fue nombrado director general de TV Azteca y Prado asumió la dirección de Finanzas Corporativas del conjunto de empresas mexicanas.

Prado venía de realizar consultoría en valuaciones financieras en la firma BValue Consulting. Pero en su nueva posición las reglas del juego eran otras: había que dejar de enfocarse en la valoración de proyectos. “En Grupo Salinas me concentré en el rendimiento”, explica la administradora de empresas egresada de la Universidad Anáhuac.

Adriana Berrocal, fundadora de BValue Consulting —compañía que dejó de operar en 2016— y socia en Deloitte, considera que Prado logró ubicarse en esa posición estratégica porque ha acumulado la preparación académica y la experiencia laboral necesaria. Cuenta con más de 13 años de experiencia en el sector financiero y, en 2014, concluyó el programa de MBA en la Universidad de Texas y el Tecnológico de Monterrey.

Alejandra Prado también trabajó durante cuatro años en Levin Global, una valuadora de proyectos financieros en la que llegó a ser gerente de País (México). Luego, participó en la fundación de BValue Consulting. Ahí estuvo durante tres años, tiempo en el cual valoró alrededor de 100,000 millones de dólares en activos totales.

“Recuerdo a Alejandra en BValue, en Guadalajara. Presentaba sus proyectos con entusiasmo, con un enorme compromiso. Y era capaz de decirle al cliente que no cuando era algo que iba en contra de la rentabilidad. Pocos se atreven a hacerlo”, comenta Alberto Ponce, excompañero de Prado Hernández en el MBA de la Universidad de Texas y actual gerente de Inventarios para Norteamérica en Colgate-Palmolive.

La actual tarea de Prado consiste en estimar y dar seguimiento a los rendimientos para cada uno de los negocios y al espectro de inversionistas. El reto es explicar al mercado la oportunidad de cada una de las empresas del mosaico integrado por Banco Azteca, Grupo Elektra, TV Azteca e Italika, entre otras. Un caleidoscopio de compañías cuyo enfoque financiero está en su escritorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + seis =