El amanecer de las criptomonedas masivas

La divisa virtual de Facebook se llamará Libra y aunque se presenta como una evolución de PayPal, hay gobiernos que temen que desplace sus propias monedas.

Por MILDRED RAMO

El camino hacia la autorización de la criptomoneda de Facebook será largo, anticipan los analistas consultados. No obstante, la sola presentación de sus whitepapers hizo ebullición entre los mercados de criptodivisas y en el sector financiero.

“Es un momento Netscape”, comenta Gabriela Belden, head de Marketing de Bitso —plataforma digital de exchange— refiriéndose a cuando la empresa Netscape presentó un navegador que, en 1994, facilitó el uso de internet.

“Podría ser el Napster de esta tecnología”, apunta Alejandro Platas, head programs director en ISDI (un ecosistema de educación digital), aludiendo al primer espacio electrónico que revolucionó la industria digital, en 1999.

Con Libra, la moneda virtual de Facebook, y Calibra, su cartera, Mark Zuckerberg puso en la conversación mundial otro factor disruptivo para el sistema financiero global.

“Hoy, en el mundo de las criptomonedas hay unos 35 millones de carteras (monederos) digitales. En Facebook hay 2,400 millones de usuarios que podrían usar, potencialmente, la criptomoneda para hacer pagos a través del Messenger de la red social, así como de WhatsApp o Instagram, pues todos forman parte de FB”, explica George Levy, instructor de UDEMY (una plataforma de aprendizaje en línea para adultos profesionales) y experto en blockchain.

En los medios financieros y tecnológicos hay quienes dicen que Zuckerberg ya es el presidente del país más grande del mundo, pero sin un territorio… todavía, bromea Platas, del ISDI.

No obstante, el camino para la moneda de este imperio tendrá un difícil empedrado legal.

ASOCIACIÓN BAJO EL SIGNO DE LIBRA

En los documentos que avalan su presentación, Facebook lo propone como un potencial vehículo de bancarización para los 1,300 millones de personas en el mundo que no han sido incluidas por el sistema financiero.

Cuenta con el apoyo de compañías como Visa, Mastercard, PayPal y Uber, que formarán parte de un consorcio llamado “Asociación Libra”, que actuará como ente supervisor colegiado. Cada uno aportó 10 millones de dólares para respaldar la criptodivisa.

Hay que recordar que Facebook ha pasado por varias crisis de credibilidad. Y que ahora tenga bajo su control el dinero de millones de transacciones al día, además de sus datos, ofrece una visión de alto riesgo. Y ese es un punto en el que coinciden los entrevistados, y todo un grupo de gobiernos y analistas fintech. Además, el hecho de que sea una moneda virtual regulada por un conjunto de empresas la convierte más bien en una criptodivisa centralizada. O eso es lo que se alcanza a ver hasta el momento.

“Aún nos falta esperar cómo será
 su desarrollo. Recordemos que la principal característica de bitcoin y la tecnología blockchain —que es la que prácticamente sustenta todas las criptomonedas— es que es una tecnología descentralizada, es decir, que no hay un organismo autónomo que las administre; cosa que no sucederá con Libra, pues a diferencia de bitcoin, las transacciones serán registradas en un permissioned blockchain, y contará con solo 100 miembros corporativos encargados de los registros y prevención de fraude, siendo una criptomoneda centralizada principalmente por Facebook”, detalla la directiva de Bitso.

Por otra parte, imaginemos que
al menos la mitad de las cuentas hoy registradas en FB hagan diversas transacciones en Libra. ¿Cómo prevenir el lavado de dinero?, ¿el intercambio entre terroristas?, ¿cuántas monedas del mundo físico se verían desplazadas por la negociación masiva en Libras de FB?

Son algunas de las muchas interrogantes que los bancos centrales tienen ahora, aspectos legales que la empresa de Zuckerberg deberá afrontar antes de circular. No obstante, la mera posibilidad de alcanzar a tanta gente hace que esta propuesta se observe como 
las primeras horas del día en el que las monedas virtuales se usarán a escala masiva. Habrá que esperar, además, la reacción de otros jugadores de la economía digital, añade Platas: Amazon y Google, por nombrar dos, así como la reacción del cibermundo asiático.

“Nos parece novedoso que pueda enviarse dinero a través del Messenger de FB, pero en China ya puede hacerse, desde hace tiempo, a través de WeChat. De hecho, hoy el mayor nodo de minado en cadena de bloques de bitcoin está en China, que tiene ya una economía digitalizada”.

Be the first to comment on "El amanecer de las criptomonedas masivas"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


13 − 7 =