Reino Unido fomenta la volatilidad


La consulta ciudadana sobre su permanencia en la Unión Europea mantiene en vilo a la economía mundial


El próximo 23 de junio, los ciudadanos de Reino Unido votarán en un referéndum (Brexit) para decidir si se mantienen o no en el bloque comunitario de la Unión Europea (UE).

El llamado Brexit y sus posibles consecuencias han sacudido la normalidad de la política europea, publica esta semana el área de Análisis de CIBanco. Independientemente de las consecuencias económicas para ambas partes, este tema genera volatilidad e incertidumbre en los mercados financieros por las implicaciones que tendrá en el movimiento de los flujos de inversión, añade el documento.

Conforme se acerca la fecha de referéndum en Reino Unido, las probabilidades de afrontar una salida a la UE han aumentado significativamente. Esto al grado en que los mercados financieros globales han mostrado mayor aversión al riesgo en los últimos días y varios bancos europeos (principalmente alemanes) y americanos han incrementado coberturas sobre este posible escenario.

Las implicaciones que pueda tener una posible salida del Reino Unido de la UE en el mediano plazo no son muy claras. La gran mayoría de los analistas coincide en que tendría afectaciones importantes en el corto plazo para el sector real de la economía inglesa y por ende para la europea, así como un reacomodo de capitales a escala global.

Aunque los argumentos que se esgrimen para abandonar la UE son diversos, todos giran en torno al concepto de que la UE es un freno para Reino Unido que limita su soberanía nacional y toma decisiones que no necesariamente son las óptimas para los ingleses.

Lo que impulsa el debate en el Reino Unido no es el poder de Europa, sino su debilitamiento. La percepción existente es que la región no puede defender sus fronteras de los terroristas. Sus instituciones carecen de legitimidad ya que al estar conformadas por 28 Estados miembros no puede actuar, solo declarar intenciones de hacerlo.

Un Reino Unido independiente de Bruselas podría negociar sus propios acuerdos comerciales con otras potencias mundiales, tendría control interno sobre sus fronteras y su legislación se ajustaría a sus necesidades.

Una salida de Inglaterra de la Eurozona tendría como efecto inmediato un reacomodo de capitales en el mundo, presionando los activos considerados de mayor riesgo, los cuales están principalmente en las economías emergentes.

Antes de la decisión, la incertidumbre genera especulación y el peso mexicano se presiona. Si el referéndum muestra que gana la opción de mantenerse dentro de la Unión Europea, entonces la moneda mexicana se recupera y se disipa un componente de volatilidad para el tipo de cambio, concluye el análisis de CIBanco.

Be the first to comment on "Reino Unido fomenta la volatilidad"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


5 × cinco =