200 años en recuperar el ingreso

La economía nacional creció a una tasa promedio de 2.1% de 2013 a 2015; sin embargo, un ritmo de expansión del PIB de 2.1% es insuficiente para mejorar el nivel de vida promedio de los mexicanos y disminuir las desigualdades sociales, explican investigadores del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

Los expertos también señalan que a este ritmo le tomaría a la economía mexicana más de dos siglos duplicar el ingreso por habitante.

Destaca, además, que el crecimiento per se no garantiza una mejor distribución del ingreso. Este corte de la institución se hace bajo la visión macroeconómica.

En el ámbito laboral, en contraste, las cifras son más esperanzadoras: “El empleo formal creció más rápidamente que la actividad económica en los últimos tres años, mientras que la tasa de desocupación presentó una ligera tendencia a la baja, especialmente a partir de 2014”, dice Marcelo Delajara, director de crecimiento económico y mercado laboral del CEEY.

En este sentido, la informalidad laboral disminuyó 2% durante 2013 y 2014, aunque también es cierto que permaneció sin cambio durante 2015.

De poco sirve que México tenga buenos resultados macroeconómicos cuando la mayoría de la población no se beneficia directamente de ellos. En este contexto, es preciso “reflexionar sobre el tipo de banca y sistema financiero que requerimos para crecer con equidad”, señala el análisis del CEEY

Aunque el sistema bancario está en uno de sus mejores momentos de la historia, con niveles de capitalización del 10% e instituciones rentables, “la expansión y menor costo de la oferta de crédito, el fomento al ahorro y la  inclusión financiera son los principales retos que enfrenta la banca mexicana”, concluye el documento.

*Publicado en IMEF edición abril/mayo de 2016.

Be the first to comment on "200 años en recuperar el ingreso"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


5 × cuatro =