Pendientes actuales del gobierno mexicano

En el contexto nacional actual, la inconformidad social tiene fundamento real, de acuerdo con Marcelo Delajara, director del Programa de Crecimiento Económico y Mercado Laboral del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY)

“La percepción sobre la corrupción en las esferas gubernamentales persiste o empeoró, la iniciativa ciudadana por la Ley 3 de 3 es un ejemplo de ello, y no ha habido señales claras desde las esferas del poder político de que se pretende aprovechar dicha iniciativa para eliminar la corrupción”, expresa Delajara.

El especialista también asegura que el fenómeno de la corrupción afecta gravemente la productividad y, por lo tanto, la retribución al trabajo y al capital.

La reforma fiscal de finales de 2013, según Delajara, tampoco ha surtido los efectos que se esperaban, porque aunque “tuvo como objetivo principal aumentar la recaudación de impuestos, no fue lo suficientemente integral para alterar la distribución del ingreso después del pago de impuestos y la recepción de las transferencias”.

En el ámbito laboral, Delajara comenta que la tasa de desocupación ha mostrado una rigidez a la baja similar la observada en el último tramo del sexenio anterior. Sin embargo, el especialista agrega que “la informalidad, si bien se ha reducido, lo hizo en apenas 2 puntos porcentuales y continúa siendo muy elevada”.

“El gobierno parece haber perdido la capacidad para impulsar la economía y reducir la corrupción, no es extraño que las perspectivas de los hogares y consumidores mexicanos sobre la situación económica del hogar y del país sean crecientemente negativas”, concluye el directivo del CEEY.

 

Be the first to comment on "Pendientes actuales del gobierno mexicano"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


17 + diecisiete =