Alerta por deterioro en economía nacional

El horno no está para bollos en cuestiones de indicadores económicos en México.

La desaceleración del PIB en el segundo trimestre de 2016 se asocia con un mayor debilitamiento de la demanda agregada, además de que se espera que en la segunda parte del año la tasa de crecimiento del empleo formal se mantenga sin cambio o presente una ligera tendencia a la baja, según un informe del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

El organismo privado también advierte que en los consumidores hay una mayor preocupación por la situación actual de México y en sus expectativas para la situación económica de su hogar y del país durante los próximos 12 meses.

A partir de un análisis de la actividad económica, el mercado laboral, así como de la confianza del consumidor y del sector empresarial, Marcelo Delajara, director de Crecimiento Económico y Mercado Laboral del CEEY, alerta una mayor preocupación por la situación actual y futura de los hogares, las empresas y del país.

El INEGI reportó una desaceleración en la tasa de crecimiento del PIB en el segundo trimestre de 2016, que fue de 1.5 % (variación anual, ajustada por estacionalidad), después de haber sido de 2.5 % en el primer trimestre de 2016.

«La tasa anual referida es la menor registrada en un segundo trimestre en los últimos dos años, pero aún mayor a la que se observó en el segundo trimestre de 2013 (0.71%) cuando la economía mexicana se contrajo ligeramente respecto al primer trimestre de ese año. Sin embargo, la tasa de 1.5% en el segundo trimestre de 2016 se acerca a la que tuvo la economía en el año 2013, cuando el PIB creció a un ritmo promedio de 1.6%», señala  Delajara.

El analista apuntó que la desaceleración del PIB en el 2T de 2016 se asocia con un mayor debilitamiento de la demanda agregada, principalmente, debido al menor ritmo de expansión del consumo privado.

El Indicador de Confianza Empresarial (ICE) se encuentra en niveles más bajos que al inicio del sexenio y apunta a un deterioro en el clima de inversión, señala también el CEEY.

«Los niveles (por debajo del umbral de 50 puntos) de confianza empresarial reportados durante el segundo trimestre de 2016 mantienen la tendencia que se ha observado durante el año previo. En ese periodo, el ICE del sector manufacturero se mantuvo estable, mientras que en los sectores construcción y comercio el indicador continuó deteriorándose. De esta manera los indicadores de confianza empresarial se encuentran actualmente en su punto más bajo de los últimos 4 años», señala el directivo del CEEY.

Marcelo Delajara advierte que pese a la percepción de relativa estabilidad en la situación presente de las empresas, la opinión sobre el clima de inversión ha venido empeorando junto con las perspectivas económicas futuras de la empresa y del país.

Be the first to comment on "Alerta por deterioro en economía nacional"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Once + 12 =