Necesaria, nueva infraestructura para detonar productividad

Por Carlos Santillán Doherty, Ex presidente del Comité Técnico Nacional de Infraestructura IMEF

Si consideramos el Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura con el Sector Privado, publicado el 12 de noviembre de 2019, podría pensarse que este 2020 la inversión en materia de infraestructura tendrá un importante incremento, respecto al año anterior. En conjunto, 32.6% con el acuerdo y el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020.

El PEF 2020 fue aprobado el pasado 21 de noviembre. De acuerdo con el documento, la inversión física para el 2020 asciende a 654,870 millones de pesos, contra los 669,638 millones de pesos aprobados el año pasado, esto representa 2.2% menos.

El propósito del Acuerdo mencionado, es incorporar 61 proyectos de inversión no registrados en los programas de desarrollo actuales, para los cuales, el gobierno federal y la iniciativa privada han definido diversos criterios de realización.

Deferentes secretarías (SE, SCT, SENER) y la Presidencia de la República, en coordinación con la Secretaría de Hacienda, serán las responsables de: a) promover y facilitar la participación de la iniciativa privada en el desarrollo de los proyectos; b) determinar el mejor esquema para su realización y c) otorgar los permisos y autorizaciones necesarias para la ejecución de las obras.

Por su parte, la iniciativa privada se compromete a: financiar los proyectos que se incluyen en el Acuerdo; proponer nuevos proyectos; realizar las obras en el tiempo, con la calidad y costos establecidos.

Se cuenta con 47 nuevos proyectos para este 2020; que representan una inversión total de 233 mil 729 millones de pesos; de los cuales 15 proyectos están por iniciar con un monto de 158 mil 573 millones de pesos; el resto de los otros 32 proyectos, una vez solventadas sus posibles contingencias, iniciaran trabajos durante el presente año, con un monto de 75 mil 156 millones de pesos.

Algunos de los proyectos que iniciarán durante los primeros meses del año, son dos de refinación en los estados de Hidalgo y Nuevo León. Por parte de PEMEX, el proyecto de Transporte de Gas Natural de la Secretaría de Energía en el estado de Tabasco, además de dos proyectos portuarios en los estados de Sinaloa y Lázaro Cárdenas. Hay nueve proyectos aeroportuarios de la SCT en los estados de Quintana Roo (dos), Yucatán, Oaxaca (dos), Tabasco, Veracruz (Minatitlán) y Chihuahua, así como un proyecto de telecomunicaciones a nivel nacional.

Además de las inversiones que se realizarán en el marco del Acuerdo descrito, el gobierno federal destinará este año un presupuesto de 532 mil 164 millones de pesos para el desarrollo de infraestructura y otros proyectos, de los cuales, 71 mil 752 millones de pesos serán para 198 programas y proyectos de inversión en infraestructura.

De los recursos, 74.1% corresponde al sector comunicaciones y transportes, 9.7% al sector agua y medio ambiente, 9.4% a seguridad pública y defensa, 3.4% a educación y cultura, 2.2% a salud, 1.1% a turismo y 0.2% a los demás sectores.

Podemos concluir que, para el presente año, será muy importante establecer las bases del crecimiento y desarrollo de la infraestructura necesaria para México, como lo establece el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.

Fuente: Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura con el Sector Privado / Exposición de Motivos SHCP.

PAPER DE NUESTRA EDICIÓN FEBRERO-MARZO 2020.

Be the first to comment on "Necesaria, nueva infraestructura para detonar productividad"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


tres + 1 =