Sorpresas al alza en la inflación abren debate sobre si el Fed recortará en junio

Las sorpresas al alza en las últimas cifras de inflación en EE. UU. debilitaron la convicción de los inversionistas sobre que el Fed comenzaría a recortar las tasas en junio. Ahora, la probabilidad es de solo 65%, detonando mayor incertidumbre y volatilidad en los mercados financieros. El dólar se benefició de la situación, mientras que las tasas incrementaron hacia máximos del año.
Por Leslie Orozco
Los últimos datos económicos en EE. UU. siguen brindando señales de que persisten las presiones inflacionarias y que el mercado laboral todavía se mantiene muy sólido. En este sentido, los miembros de la Reserva Federal mantienen una postura restrictiva y de cautela, señalando en diferentes foros la necesidad de validar que la trayectoria de la inflación se dirige de forma contundente al objetivo de 2.00% para iniciar con los recortes en las tasas de interés.

A detalle, los precios al consumidor de febrero incrementaron 0.4% m/m, en línea con lo esperado. Con esto, la variación anual pasó a 3.2% de 3.1%. Sin embargo, la subyacente resultó arriba de las expectativas en 0.4% m/m (consenso: 0.3%), sorprendiendo al alza por segundo mes consecutivo, aunque el cambio anual bajó ligeramente a 3.8% de 3.9%.

Por su parte, los precios al productor repuntaron a 0.6% m/m, incluso duplicando la cifra que esperaba el consenso (0.3%). Con ello, la métrica anual resultó en 1.6% por arriba tanto del consenso (1.2%) como del dato previo (1.0%). A esto se suma una dinámica de presiones en los energéticos. Los futuros de crudo cotizan en máximos de cuatro meses ante un potencial déficit a lo largo de todo el año derivado de una restricción en el suministro de la OPEP+, un mayor consumo de cara al inicio de la temporada de manejo en EE. UU. durante el verano y una reducción en los inventarios.

Bajo esta coyuntura, la convicción del mercado sobre que el Fed realizaría el primer recorte de 25pb en junio se debilitó de forma importante. Ahora, el mercado asigna a este escenario una probabilidad de 65% mucho menor a las expectativas de inicios de mes donde la probabilidad era de prácticamente 100%. Además, el mercado espera un menor ajuste para 2024 por -75pb desde casi -100pb.
Los precios al productor repuntaron a 0.6% m/m, incluso duplicando la cifra que esperaba el consenso (0.3%). Con ello, la métrica anual resultó en 1.6% por arriba tanto del consenso (1.2%) como del dato previo (1.0%). A esto se suma una dinámica de presiones en los energéticos.

Los activos financieros también incorporaron esta expectativa. Los Treasuries fueron los más sensibles al diluir por completo las ganancias que se habían acumulado en los primeros días del mes, tras una ola de presiones de 20pb en la última semana. Las tasas a 2 y 10 años incrementaron hasta alcanzar niveles muy cercanos a los máximos del año de 4.69% y 4.29%, respectivamente. Esta dinámica se contagió a otras regiones. En México, el balance de los Bonos M durante la primera quincena de marzo fue negativo. La referencia de 10 años, el Bono M Nov’34, subió 10pb a 9.26%.

En el cambiario, el dólar frenó las pérdidas de marzo que llevaron a los índices DXY y BBDXY a mínimos de dos meses. A pesar del reciente fortalecimiento del dólar, las divisas desarrolladas y emergentes mantienen un balance positivo en lo que va del mes. En particular, las divisas de Latinoamérica lideran las ganancias, destacando al sol peruano (+2.8%), peso chileno (2.5%) y el peso mexicano (2.1%). Esta última inició marzo cruzando a la baja el psicológico de 17.00 por dólar. Posteriormente, perforó las resistencias de 16.80 y 16.70 hasta alcanzar su mejor nivel en los últimos ocho meses de 16.65 por dólar.

Como he mencionado en otras ediciones, el peso mexicano se mantiene respaldado por su atractivo carry y sólidos fundamentales macroeconómicos, incluso a pesar del inicio de la flexibilización monetaria por parte de Banxico. En Banorte esperamos que el primer recorte a la tasa de referencia suceda en la reunión del 21 de marzo, pasando a 11.00% desde 11.25%, con un nivel al cierre de año de 9.75% (-150pb).
* Subdirectora de Renta Fija, Tipo de Cambio y Commodities de Grupo Financiero Banorte.
X: @LeslieOrozcoV
Linkedin: Leslie Orozco
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no representan la opinión del IMEF.

Suscríbete a IMEF News

Análisis y opinión de expertos en economía, finanzas y negocios para los tomadores de decisiones.

Te puede interesar

Argentina y el FMI: en un impasse

Es muy lamentable que la población argentina sufra las consecuencias de políticas macroeconómicas para reordenar la economía causadas por malos gobiernos que no manejaron bien las finanzas públicas.

Para China con desamor: 544 aranceles

En el matrimonio entre México y Estados Unidos no hay lugar para un amante chino. El Tío Sam revisa con lupa las relaciones de México con el dragón. Nuestro principal socio comercial se ha vuelto cada vez más posesivo. Nos pide “pruebas de amor”, una y otra vez. Nos ofrece como premio el nearshoring.

Sin-no-hay-razon-de-negocio-no-se-justifica-el-beneficio-fiscal

Si no hay razón de negocios, no se justifica beneficio fiscal

No obstante que la disposición en la que se establece la forma en que se integrará el Órgano Fiscal Colegiado para la evaluación de la “Razón de Negocios” está vigente desde 2021, es hasta ahora (2023) que a través de la Resolución Miscelánea Fiscal (RMF) para 2023 tiene efecto.

Menor expectativa de crecimiento para 2024: IMEF

Según la encuesta mensual del IMEF, durante abril la economía nacional ha mostrado una notable desaceleración y se refleja una ligera menor expectativa de crecimiento para todo 2024; también muestra una reducción más lenta en la tasa de referencia del banco central.

petroleo ruso barril

EU prepara golpe a Putin en ‘donde le duele’: busca abaratar petróleo ruso

Se propondría condicionar a Rusia a vender el crudo a entre 40 y 60 dólares con una serie de medidas. El Financiero.

Habrá que ser pacientes para ver el efecto del nearshoring en los datos: Banxico

Se espera que los impactos más importantes se observen hacia 2024 y 2025: Alejandrina Salcedo, directora general de Investigación Económica del Banco de México.

¿Y qué tal si regresa Trump?

El sector privado debe empezar a construir relaciones cercanas con sus homólogos de EE. UU. y un bloque binacional de empresarios en defensa del TMEC.