¿Crisis migratoria en la frontera México–Estados Unidos?

Continúa la incertidumbre. Aún se desconoce si la nueva ley texana SB 4, originalmente programada para entrar en vigor el 5 de marzo pasado podrá implementarse en un futuro próximo. Esta ley fue aprobada por ambas cámaras de la legislatura de Texas el año pasado y firmada por el gobernador Greg Abbott en diciembre de 2023.
Por Ruth G. Ornelas
La legalidad de esta ley ha sido cuestionada por el gobierno del presidente Joe Biden, por la ACLU (Unión Americana de Libertades Civiles, que protege y extiende libertades y derechos civiles) y por el Condado de El Paso, Texas. Un juez federal bloqueó su entrada en vigor en febrero pasado. De inmediato Texas apeló esta decisión ante la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito de Nueva Orleans. Por su parte, la Suprema Corte de Justicia permitió su entrada en vigor el 19 de marzo, pero el Tribunal de Apelaciones la suspendió horas más tarde.

Por ahora esta ley estatal se mantiene suspendida ante dudas de su inconstitucionalidad, ya que se considera que usurpa las funciones migratorias al gobierno federal al establecer medidas legales más estrictas para los migrantes ilegales, criminalizando la entrada ilegal al territorio de Estados Unidos (EU). Más aún, la SB 4 empodera a las agencias de seguridad pública locales y estatales para dar cumplimiento a una ley migratoria que es de jurisdicción federal, al permitir arrestos y encarcelamientos de personas que parezcan sospechosas de estar ilegalmente en EU. Por su parte, los jueces tendrán atribuciones para deportar a los migrantes ilegales a los puertos de entrada ubicados a lo largo de la frontera de Texas con México, sin importar su país de origen.

El gobernador Abbott tiene la expectativa de que la Suprema Corte, integrada por una mayoría de ministros conservadores, anule el precedente sentado por ésta en 2010 en el caso de Arizona con la ley SB 1070, donde la Corte reafirmó la autoridad del gobierno federal en materia de inmigración. La Suprema Corte podría revocar su propio precedente y ése es el propósito que persigue el gobernador del estado de Texas.

Mientras continúa esta batalla legal, EU está inmerso en una crisis migratoria de la frontera sur con repercusiones en varios frentes. Los críticos de la ley SB 4 opinan que ésta no representa una solución integral al problema, lo cual es cierto. Los grupos en defensa de los derechos civiles y de los derechos de los inmigrantes han argüido que esta ley llevará a una mayor discriminación racial de inmigrantes ilegales y legales, porque el criterio será la apariencia racial. Peor aún, su enfoque punitivo llevará a más abusos de las policías locales hacia las comunidades migrantes.

A todo esto ¿cómo ven los estadounidenses la situación actual de la frontera con México?
En general, los estadounidenses culpan al gobierno federal por la situación de la migración. En una encuesta reciente del Pew Research Center (febrero, 2024) el 67% de los que se consideran republicanos y 76% de los que se consideran demócratas opinan que el motivo principal por el que se presenta este elevado flujo migratorio obedece a las buenas oportunidades económicas de EU. Asimismo, dos terceras partes (65%) de los estadounidenses externaron como otro motivo importante de este elevado flujo migratorio la violencia en los países de origen de los inmigrantes: 79% de los que se consideran demócratas son más de esta opinión comparado con el 49% de los que se dicen republicanos.

A la pregunta de si el elevado flujo migratorio en la frontera sur de EU representa una crisis o un problema mayor (cuestión de matices), 70% de los republicanos lo describen como una crisis en comparación con 22% de los demócratas. La mayor parte de los que se consideran demócratas ven la situación de la frontera sur estadounidense como un problema mayor (44%) y 26% como un problema menor.

Pero lo que sí es un común denominador tanto en aquellos que se consideran republicanos como en los demócratas, es su preocupación por la carga económica asociada con el flujo migratorio (en servicios sociales y recursos gubernamentales), y también por la de seguridad (delitos, drogas y terrorismo). Concretamente, 85% de los republicanos opinan que la oleada de migrantes lleva a mayor criminalidad en los EU; por su parte, aquellos que se consideran demócratas solo 31% tiene esa opinión. Lo interesante es que 63% de los demócratas piensan que no tiene un impacto importante en la seguridad.
Por ahora la nueva ley estatal SB 4 se mantiene suspendida ante dudas de su inconstitucionalidad, ya que se considera que usurpa las funciones migratorias al gobierno federal al criminalizar la entrada ilegal de migrantes al territorio estadounidense.
Actualmente el 63% de los encuentros con migrantes en la frontera México-EU no son nacionales de México ni de los países del Triángulo Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador) sino de otros países.

¿Qué opinan los hispanos de la situación actual de la frontera con México?
En otra encuesta reciente realizada también por el Pew Research Center (marzo, 2024) a los hispanos, según su preferencia partidista, a la pregunta de por qué un número tan elevado de migrantes busca entrar a EU por la frontera con México, 75% de los hispanos que se consideran republicanos y 78% de los que se identifican como demócratas respondieron que se debe a la mala situación económica de los países de origen de los migrantes. Pero además 74% de los hispanos republicanos y 75% de los hispanos demócratas añadieron que esto también obedece a las buenas oportunidades económicas en EU. En realidad, tanto los hispanos republicanos como los hispanos demócratas coinciden en este punto.

Sin embargo, las diferencias entre hispanos republicanos y demócratas surgen cuando se mencionan otros factores. Así se observa que 74% de los hispanos demócratas externan que la violencia en los países de origen de los migrantes es uno de los principales motivos de la situación en la frontera sur de EU, comparado con el 50% de los hispanos republicanos que opinan que la violencia es un factor determinante. Otro factor relevante que destacar es que 67% de los hispanos republicanos mencionan que los migrantes tienen la creencia de que la política migratoria de EU les facilitará su estancia una vez que llegan a territorio estadounidense, comparado con el 44% de los hispanos demócratas que opinan lo mismo.

Las grandes divergencias entre los estadounidenses no-hispanos y los hispanos afloran cuando se pregunta por propuestas específicas que piensen que mejoraría o empeoraría la situación en la frontera de EU con México. El 57% de los hispanos y el 44% de los no-hispanos externan que la situación mejoraría si facilitaran a los solicitantes de asilo trabajar legalmente en EU mientras esperan una decisión relativa a su solicitud de asilo.

El 33% de los hispanos comparado con el 55% de los no-hispanos opinan que sería mejor aumentar el número de deportaciones de migrantes ilegales. El 48% de los no-hispanos favorece imponer sanciones más severas a las empresas que contraten personas que no tienen permiso para trabajar legalmente en EU en comparación con el 28% de los hispanos. El 26% de los hispanos consideran que sería mejor ampliar sustancialmente el muro a lo largo de la frontera México-EU (43% opinan que no hace mucha diferencia) contra el 45% de los estadounidenses no-hispanos que favorecen esta política migratoria.

Apuesta política en tiempos electorales
A nivel mundial estamos viviendo migraciones masivas por diversos factores como conflictos y violencia, inestabilidad política, falta de oportunidades económicas en los países expulsores, cambio climático, entre otros. Las cifras de la Gráfica 1 ilustran muy bien la situación actual de los flujos migratorios de la frontera sur de EU. A su vez, la Oficina de Presupuesto del Congreso estima que para 2024 la migración podría alcanzar 3.3 millones de personas, una cifra muy superior a los 900,000 migrantes anuales de antes de la pandemia.

Gráfica 1: Encuentros* Totales en la Frontera Sur de EU por Mes Años 2021-2024**


En realidad, esta frontera actúa como un imán para los migrantes de todo el mundo. Antes, la mayoría de los migrantes provenían de México o de los países del Triángulo Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador). Hoy día, el 63% de los encuentros con migrantes en la frontera México-EU son nacionales de otros países. Los mayores incrementos en encuentros son de personas nacionales de países como Bangladesh, Colombia, China, Cuba, Ecuador, Egipto, Mauritania, Nicaragua, Pakistán, Perú, República Dominicana, Rusia y Venezuela.

Al parecer el gobernador Abbott desconoce las tendencias migratorias globales y que su estado forma parte de la frontera del principal corredor migratorio internacional. Entonces, uno se pregunta: ¿qué le hace suponer al gobernador Abbott que una ley unilateral que criminaliza la migración va a poder contener los flujos migratorios masivos sin precedentes en la historia de EU?

Su incongruencia es que ante una oferta laboral limitada y una economía estadounidense que creció al 3% el año pasado, la creciente migración ayudó a los empleadores a mantener un aumento salarial moderado. De hecho, la migración ha sido un factor por el cual la economía de EU ha crecido más de lo esperado sin causar una mayor inflación. Esta realidad permite inferir que lo último que le interesa al gobernador Abbott es aprobar un marco normativo para administrar el flujo migratorio de su estado de manera eficiente, legal y seguro, promoviendo la cooperación bilateral con los estados fronterizos contiguos de México. Es claro que su apuesta es más bien política. También en EU son tiempos electorales.
*Asociada de Comexi
Internacionalista (UNAM y Columbia University)
Economista (Georgetown University)
rgornelase@gmail.com
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no representan la opinión del IMEF.

Suscríbete a IMEF News

Análisis y opinión de expertos en economía, finanzas y negocios para los tomadores de decisiones.

Te puede interesar

Maiz-transgenico-y-glifosato

Maíz transgénico y glifosato: Claves para desenredar un lío binacional

Uno. El glifosato es el herbicida más utilizado en el mundo. México no es el primer país en prohibirlo, aunque la prohibición entrará en vigor hasta abril de 2024. En Europa lo han hecho, Austria, Francia, Dinamarca, Italia y los países bajos. En Asia, está el caso de Vietnam.

acciones mexico

¿Por qué nadie coloca acciones en México?

El peso de BIVA analizado desde la Bolsa Mexicana de Valores.

Aflojar la tasa de interés en el primer trimestre de 2024 es prematuro: Everardo Elizondo

La inflación se mantiene presionada por la demanda interna, tal como lo refleja la variación de los precios en el sector servicios y la política fiscal decididamente expansiva, señaló en conferencia dictada en Egade.

Menor expectativa de crecimiento para 2024: IMEF

Según la encuesta mensual del IMEF, durante abril la economía nacional ha mostrado una notable desaceleración y se refleja una ligera menor expectativa de crecimiento para todo 2024; también muestra una reducción más lenta en la tasa de referencia del banco central.

¿Cómo vamos a cinco años de la Cuarta Transformación?

En este artículo se presentan nueve rubros de cómo vamos a cinco años de la Cuarta Transformación y tres pendientes prioritarios para la próxima administración.

Tasas altas podrían permanecer más tiempo del estimado: Carstens

El director general del Banco de Pagos Internacionales (BIS), Agustín Carstens, advirtió que no hay tiempo que perder en la aplicación de estrategias para disminuir la inflación, con lo que las tasas se mantendrán elevadas por parte de los bancos centrales.

En marzo estarán listas las reglas de la LMV: CNBV

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), junto con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Banco de México (Banxico) trabajan “a marchas forzadas” para que en marzo esté lista la regulación secundaria a las nuevas Leyes del Mercado de Valores y Fondos de Inversión (LMV).