La violencia armada en Estados Unidos y México

La violencia armada es un problema multifactorial que requiere acciones concretas y focalizadas en Estados Unidos (EUA) y México. Cada país con su propia manifestación de esta violencia: en EUA con los tiroteos masivos y balaceras; en México con una violencia vinculada sobre todo a las actividades de la delincuencia organizada. En ambos lados inundados de armas de fuego: en EUA armas legales, en México con las ilegales, debido al incesante tráfico ilegal de armamento alimentado por la corrupción que impera en el país.
Por Ruth G. Ornelas
Abordar el tema de la violencia armada en Estados Unidos (EUA) es un problema con varias aristas por la interacción de varios elementos como: 1) el culto a las armas, respaldado por la Segunda Enmienda de la Constitución de la Unión Americana, o sea, el derecho de las personas a poseer armas para su protección personal; 2) los grupos de interés que con su lobbying inciden en la legislación del Congreso como la National Rifle Association (NRA); 3) la polarización política entre demócratas y republicanos sobre el tema de posesión y regulación de armas; 4) algunos aspectos socioeconómicos en una sociedad racista; 5) la efectiva federalización de la Unión Americana donde los estados tienen la facultad de legislar en esta materia y, por la misma razón, esta situación ocasiona que existan legislaciones estatales diversas sobre la posesión de armas en EUA.

¿CUÁLES SON LAS CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES DE LOS ESTADOUNIDENSES CON PREFERENCIA POR LAS ARMAS?
Un prestigiado think-tank estadounidense, el Pew Research Center, junto con la conocida encuestadora Gallup realizaron una encuesta en 2021 en la que presentaron información relevante sobre la actitud de la población de EUA frente a la posesión de armas. Los resultados no fueron nada sorpresivos (cuadro 1). De la lectura del cuadro 1 se desprende que existen diferencias en el porcentaje de personas en posesión de armas según sea el sexo, edad, raza o etnia, geografía, lugar de residencia, nivel de estudios y filiación política.

Así, por ejemplo, 54% de los republicanos o con inclinaciones republicanas posee un arma, mientras que de los demócratas o con inclinaciones demócratas sólo el 31% dice poseer un arma. Los hombres (43%) son más propensos a poseer armas en el hogar que las mujeres (38%). Por grupo de edad, el de menor porcentaje como dueños de armas es el de adultos jóvenes de entre 18 y 29 años (35%).

En cuanto a raza o etnia, los hispanos (26%) y asiáticos (20%) son las personas con menor inclinación a tener un arma, mientras que las personas de raza blanca o negra registran los porcentajes más elevados (47% y 37%, respectivamente). En cuanto a la región geográfica, 47% de la gente al sur de los EUA dice poseer personalmente un arma, seguido por el medio oeste con 41%. Respecto al nivel educativo, registran el porcentaje más alto con posesión de armas las personas con estudios de college (45%) y el menor porcentaje (33%) en personas con postgrado. Para finalizar, 53% de las personas que viven en áreas rurales manifestaron poseer armas, comparado con el 29% de las personas que viven en ciudades (áreas urbanas).

Estos datos son muy ilustrativos porque permiten tener un perfil general sobre las personas que dicen poseer armas personalmente o algún miembro de su hogar.

CUADRO 1 PORCENTAJE DE ADULTOS QUE DICEN POSEER UN ARMA PERSONALMENTE O ALGÚN MIEMBRO DE SU HOGAR O AMBOS CASOS


Lo interesante es que en esta misma encuesta se preguntó también cuál es el mayor problema hoy día en la Unión Americana, y el resultado fue que casi la mitad de los estadounidenses (48%) manifestaron que actualmente la violencia armada y los crímenes violentos son un problema muy grave en el país. Y, en efecto, la violencia armada y los crímenes violentos han aumentado en forma desmedida: los tiroteos masivos y balaceras desencadenadas por niños y/o jóvenes en escuelas, en centros comerciales, etc. impresionan ante la magnitud de las cifras anuales recientes.

Por ejemplo, el total de tiroteos masivos en 2020 alcanzó la cifra de 610 incidentes; en 2021 se registró un total de 698; en 2022 hubo 695; y al 4 de mayo de este año se tenían registrados 190 incidentes. Cabe resaltar que en el 98% de los casos el tirador era de sexo masculino. Estos constantes incidentes de tiroteos masivos y balaceras ocasionaron que las comunidades estadounidenses exigieran una mayor regulación sobre la posesión de armas.

Es más, el tiroteo masivo perpetrado el año pasado por un tirador de 18 años en la escuela primaria en Uvalde, Texas, donde 19 niños y 2 maestros perdieron la vida, causó una indignación generalizada en la sociedad estadounidense, orillando a republicanos y demócratas a buscar acuerdos para legislar sobre el tema de armas a nivel federal. Del resultado de las negociaciones entre 10 republicanos y 10 demócratas, justo después del tiroteo masivo en Texas y otro posterior en Buffalo, Nueva York, donde murieron 10 personas, surgió la urgencia de aprobar la Ley Bipartidista de Comunidades más Seguras, algo que no sucedía desde hacía poco más de 30 años. El presidente Joe Biden firmó dicha Ley Federal el 25 de junio de 2022.

¿CUÁLES SON LOS ELEMENTOS MÁS SOBRESALIENTES DE LA LEY BIPARTIDISTA DE COMUNIDADES MÁS SEGURAS?
La ONG estadounidense Sandy Hook Promise tiene un muy buen resumen de esta ley. Entre lo más sobresaliente, están los siguientes puntos:

1. Financiamiento de 750 millones de dólares para que los estados implementen y mejoren las leyes de la Orden de Protección contra Riesgos Extremos (ERPO), conocidas comúnmente como leyes de alerta roja. El gobierno federal busca impulsar a los estados para que establezcan leyes de alerta roja (enfoque proactivo) donde la policía o miembros de la familia solicitan a una corte retirar el arma de una persona en crisis (divorcio, despido del empleo, enfermedad grave, etc.) que pueda ser un peligro para sí misma o para los demás.

2. Un fondo de 250 millones de dólares para intervención de violencia en la comunidad. Estos fondos pueden ayudar a los programas de extensión en las calles, iniciativas de prevención de violencia de los hospitales y otros esfuerzos.

3. Fondos adicionales por 300 millones de dólares para la Ley ALTO a la Violencia Escolar, permitiendo que haya fondos críticos disponibles para los distritos escolares, los estados y las tribus para implementar programas escolares de intervención temprana basados en evidencia. La idea es prevenir la violencia antes de que un arma entre en el entorno escolar.

4. Una inversión de mil millones de dólares en salud mental. Esto incluye apoyo para centros de salud del comportamiento, servicios de telesalud, prevención del suicidio, traumas escolares y apoyo para la salud mental, así como capacitación para los proveedores de estos servicios.

5. Financiamiento por más de 2 mil millones de dólares para las escuelas. Esto incluye más de 500 millones para servicios de salud mental en las escuelas y 500 millones para personal y consejeros de salud mental. Además incluye 300 millones para medidas de seguridad y esfuerzos de prevención de la violencia.

Entre las principales políticas de prevención contenidas en la legislación federal de armas firmada en 2022, se encuentran las siguientes:

• Esta ley aclara quién necesita obtener una Licencia Federal de Armas de Fuego (FFL) antes de vender armas.

• Un proceso mejorado de verificación de antecedentes para compradores de armas de entre 18 y 21 años, dándole a la policía federal hasta 10 días para terminar la verificación antes de que un comerciante pueda entregar un arma.

• Un estatuto federal que prohíbe el tráfico de armas y las compras de armas mediante prestanombres. Esta medida permitirá que la autoridad del orden público federal y los fiscales tengan libertad para perseguir el tráfico de armas de fuego, cruzando las fronteras estatales. Hasta antes de esta ley no existía un estatuto federal que prohibiera de manera explícita el tráfico de armas o la compra de armas de fuego en nombre de otra persona.

Esta nueva legislación representa un enorme avance en la dirección correcta, considerándose un cambio transformador. Sin embargo, como toda ley, es perfectible y, por lo mismo, aún falta legislar vacíos legales relevantes. Por ejemplo, esta Ley Federal no incluye la prohibición de los rifles de asalto semiautomáticos como los AR-15, ni tampoco aumenta la edad de 18 a 21 años para comprar estos rifles semiautomáticos ni prohíbe los cargadores de alta capacidad. Y, aunque establece que el gobierno federal buscará impulsar que los estados introduzcan leyes de alerta roja, no introdujo una Ley Federal de alerta roja para todo el país.
Cuando una encuesta del Pew Research Center le preguntó a la gente cuál es el mayor problema hoy día en la Unión Americana, casi la mitad de los estadounidenses (48%) manifestaron que la violencia armada y los crímenes violentos son un grave problema.
¿TENDRÁ UN IMPACTO ESTA LEY FEDERAL DE 2022 EN EL ESCENARIO DE LA CRISIS DE VIOLENCIA QUE VIVE MÉXICO?
Sería muy interesante contar con una encuesta como la que hizo el Pew Research Center sobre la actitud de los mexicanos hacia la posesión de armas para su defensa personal. En México existe una legislación muy estricta en materia de posesión de armas de fuego. De hecho, la Secretaría de la Defensa (SEDENA) es la única dependencia que puede comercializar armas de fuego, municiones y demás objetos regulados por la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos. Según el tipo de arma, se requiere o no tramitar una licencia ante SEDENA. A pesar de ello, el país está inundado de armas ilegales provenientes en su mayoría de EUA.

A pesar de los esfuerzos de cooperación binacional entre México y EUA, primero con la Iniciativa Mérida (2007) y ahora con el Entendimiento Bicentenario sobre Seguridad, Salud Pública y Comunidades Seguras (2021) siendo uno de sus objetivos, en ambos casos, detener el tráfico ilegal de armas de fuego hacia México, la realidad es que antes de la Ley Federal de 2022 no había ninguna legislación federal estadounidense que tratara realmente de contener, en alguna medida, al tráfico ilegal de armas de fuego hacia el país, debido a que cada estado de la Unión Americana cuenta con sus propias leyes en materia de armas de fuego y, dependiendo del estado, las leyes son laxas o restrictivas. Los datos hablan por sí solos.

Los informes del General Accounting Office (GAO) muestran que casi el 70% de las armas de fuego recabadas por las Fuerzas Armadas (FFAA) mexicanas provienen de EUA. Y además 41% de las armas de fuego vinculadas a asesinatos se originan en el estado de Texas; es más, este mismo estado exporta cuatro veces más armas que los otros estados fronterizos de California y Arizona.

Esta revelación no es novedosa al considerar que a diciembre de 2021 había 8,600 distribuidores de armas de fuego con licencia federal en Texas, en tanto que en 2022 Arizona y California tenían 1,463 y 1,903 distribuidores, respectivamente. Es evidente que para los cárteles están puestas las condiciones para contrabandear fácilmente armamento desde EUA. Los casos más emblemáticos son las redes de contrabando del Cártel de Sinaloa y del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG). El punto débil de México es que, aunque el país cuente con una legislación estricta en esta materia, no ha podido controlar el tráfico ilegal de armas de fuego por la corrupción tan enraizada que existe en las aduanas del país, a pesar de que en este sexenio las FFAA tomaron las riendas del control y administración de las aduanas con un amplio presupuesto.

¿CÓMO VA MÉXICO?
Nuestro país también vive una crisis de violencia armada, pero vinculada principalmente a las actividades de la delincuencia organizada nacional y transnacional. El flujo ilegal de armas cortas y largas es un tema de mercado, es decir, de oferta y demanda. Mientras exista una demanda habrá siempre algún oferente. Sin embargo, reducir el flujo ilegal de armas es tarea de las autoridades federales. Entre los estados del país con el nivel más alto de casos de homicidios dolosos con armas de fuego están Guanajuato, Baja California, Michoacán, Estado de México, Nuevo León, Chihuahua, Sonora, Jalisco, Guerrero y Zacatecas. Hasta ahora, EUA ha sido el país que provee gran parte del armamento comprado por los cárteles y lo más seguro es que así seguirá siendo, a pesar de la Ley Federal de 2022.

GRÁFICA 1 NÚMERO DE CASOS DONDE SE USÓ UN ARMA DE FUEGO PARA COMETER ASESINATOS


¿Por qué? Porque la última palabra la tienen los 50 estados y un distrito federal al legislar localmente sobre esta materia, es decir, cada estado de la Unión Americana tiene su propia legislación sobre armas. Por este motivo, esta Ley Federal de 2022 no tiene la fuerza para obligar a que las armerías del estado de Texas, de donde proviene el 41% del armamento recuperado, dejen de exportar armamento hacia México.

Y aunque la nueva ley contiene elementos útiles como un estatuto federal que prohíbe explícitamente el tráfico de armas y su compra mediante prestanombres, está por verse si las armerías texanas se verán afectadas negativamente en sus exportaciones hacia México.

La Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) no puede detener el enorme volumen de armamento que se exporta, porque no tiene la capacidad de imponerse a la realidad de un mercado dominado por la demanda de la delincuencia organizada. Basta recordar el gran fracaso de la ATF en su propia Operación de Rápido y Furioso en 2009-2011.

MÉXICO-EUA: ¿TENDRÁN LA DETERMINACIÓN POLÍTICA PARA REDUCIR EL NIVEL DE VIOLENCIA ARMADA?
Regular la posesión de armas en EUA es un tema politizado donde republicanos y demócratas tienen posiciones muy polarizadas. En ese sentido, la Ley Federal de 2022 representa un gran salto bipartidista en la dirección correcta. Sin embargo, esta ley no puede obligar a los estados de la Unión Americana a adoptar todas las nuevas medidas federales.

Para reducir el alto nivel de violencia armada en EUA y México hubiera sido muy útil que esta nueva Ley Federal incluyera la prohibición de los rifles de asalto semiautomáticos como los AR-15 y los cargadores de alta capacidad, beneficiando a ambos países. Esto fue imposible porque lo que se buscaba en el Congreso estadounidense ante las tragedias de Uvalde, Texas, y Buffalo, Nueva York, era dar respuesta inmediata a la ciudadanía en su reclamo ante la epidemia de tiroteos masivos, con una Ley Federal bipartidista.

Por lo que respecta a México, el creciente comercio ilícito de armas obedece a la falta de un buen control por parte del gobierno federal, a pesar de las modificaciones institucionales realizadas por esta administración.

Otro factor importante son las deficiencias estructurales en las labores de inteligencia, por lo que las autoridades facultadas no pueden desarticular las redes de contrabando de armas de la delincuencia organizada, para avanzar en un mejor control del tráfico ilegal de armamento.

A su vez, SEDENA ha reportado que cada año le roban y/o se le extravían 2,500 armas. Se trata del rifle FX-05, arma de alta letalidad, de uso exclusivo militar.

Esta arma letal ha caído en manos de algunos grupos delincuenciales, tales como el CJNG en Michoacán y el Cártel del Noreste en Tamaulipas. A esto se añade que en las filtraciones de Guacamaya Leaks, se puso en evidencia a soldados vendiendo armas a traficantes. Así, México tiene otro frente abierto mediante el cual los grupos delincuenciales pueden hacerse de armamento de alta letalidad.

Para finalizar, la cooperación binacional en materia de tráfico ilegal de armas de fuego debe fortalecerse. Todavía hay mucho por hacer. Mientras ambos países no atiendan de manera más decidida los factores que impiden detener los altos niveles de violencia armada, los mexicanos y los estadounidenses seguiremos hablando del mismo tema en las próximas décadas.
Es asociada de Comexi, Internacionalista (UNAM y Columbia University) y Economista (Georgetown University)
Mail: rgornelase@gmail.com

Suscríbete a IMEF News

Análisis y opinión de expertos en economía, finanzas y negocios para los tomadores de decisiones.

Te puede interesar

OCDE sugiere mejorar eficiencia del gasto público para crear espacio fiscal

Expertos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) sugieren a México mejorar la eficiencia del gasto para contribuir a crear espacio fiscal para financiar mayor gasto público.

alza de precios

Riesgos: al alza para la inflación y a la baja para crecimiento

Riesgos e incertidumbre en los mercados financieros con decisiones de política monetaria altamente dependientes a la evolución de los datos económicos.

Hogares en México: cuánto ganan, cómo viven

El ingreso de los hogares es uno de los elementos más importantes para medir el bienestar de la sociedad, así como identificar grupos de hogares o regiones en los que se requieren políticas públicas particulares necesarias para incrementar y mejorar el nivel de vida. Los datos al primer trimestre de 2023 invitan a una reflexión.

El desafío a la sensatez de Claudia

Lo que vaya sucediendo todos los días indicará quién es realmente Claudia Sheinbaum. Pero quienes piensen que va a ser un títere de López Obrador, se van a llevar una sorpresa.

Presupuesto de Egresos para 2023 planteado por el gobierno de AMLO es vulnerable: IMEF

El cierre de 2022 se perfila como un periodo de elevada inquietud y volatilidad en los mercados financieros internacionales, ya que ocurrirán definiciones en distintos frentes que determinarán el desempeño de la economía.

que-tienen-en-comun-mexico-y-la-CFE-con-Francia-y-la-electrica-EDF

¿Qué tienen en común México y la CFE con Francia y la eléctrica EDF?

El gobierno francés anunció su intención de hacerse con el control del 100% del capital social de la compañía energética Électricité de France. El Universal.

De 2.8 a 3.1% la perspectiva de crecimiento en 2023, sin embargo…

El Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF elevó su perspectiva de crecimiento para México en 2023 de 2.8% a 3.1% y ligeramente para 2024, de 1.8% a 1.9% en un contexto en el que la inflación ha continuado disminuyendo desde su pico más reciente en 8.77% en la segunda quincena de agosto de 2022 a niveles por debajo de 5%.