¿Y ahora qué?… El miedo no surgió de la nada

Después de los resultados de las elecciones en México el peso enfrentó su peor depreciación frente al dólar desde el 2020, al igual que el IPC de la BMV que estuvo cerca de suspender operaciones, de acuerdo a sus reglas, debido a un desplome de casi 7%. Se espera que las “sorpresas” sigan.
Por Gabriela Siller Pagaza
La parte financiera de la economía reacciona fuertemente cuando hay una noticia sorpresa, pues implica un balance diferente entre el riesgo y el rendimiento al que previamente se pronosticaba. Con las elecciones, la noticia sorpresa fue que Morena y partidos de coalición obtuvieron mayoría en el Congreso, lo cual les da la posibilidad de aprobar reformas Constitucionales.

El miedo no surgió de la nada. En la administración del Presidente López Obrador se han aprobado reformas con un impacto en la economía que podría calificarse por lo menos de cuestionable. Además, el 5 de febrero el Presidente presentó una serie de iniciativas que generaron mucha preocupación por la posibilidad de debilitamiento del Poder Judicial y del Estado de Derecho.

Con la mayoría calificada en la Cámara de Diputados y una mayoría simple (casi alcanzando la calificada) en la Cámara de Senadores, las reformas podrían ser aprobadas casi sin cambiarles una coma antes que termine este sexenio el 30 de septiembre. Por esta razón, el tipo de cambio, a pesar de haberse estabilizado, no ha regresado a los niveles de los que partió el 2 de junio.

Cabe destacar que el mercado financiero tiende a sobre reaccionar y funciona en modo pánico en “corre mientras puedas”. Esto implica salidas de capitales que se ven reflejadas en depreciaciones del peso, caídas en la bolsa y alzas en las tasas de los bonos del gobierno. Luego, el mercado se acostumbra a lo que consideró una sorpresa y encuentra un nuevo balance, de acuerdo a la nueva combinación de riesgo y rendimiento esperado.

En este contexto, se espera que las “sorpresas” sigan. El 1 de septiembre iniciará sesiones el nuevo Congreso de la Unión. Así, el presidente tendrá un mes para llevar a cabo sus reformas. El 1 de octubre tomará protesta como presidenta Claudia Sheinbaum, quien podría proponer nuevas reformas. Además, el 5 de noviembre serán las elecciones presidenciales de Estados Unidos, en donde Donald Trump tiene una alta probabilidad de ganar.

Se espera que las “sorpresas” sigan. El 1 de septiembre iniciará sesiones el nuevo Congreso de la Unión. Así, el presidente tendrá un mes para llevar a cabo sus reformas.
El 1 de octubre tomará protesta como presidenta Claudia Sheinbaum, quien podría proponer nuevas reformas. Además, el 5 de noviembre serán las elecciones presidenciales de Estados Unidos, en las que Donald Trump tiene una alta probabilidad de ganar.
El nerviosismo respecto a las elecciones de Estados Unidos podría aumentar a partir de julio, pues entre el 15 y 18 de ese mes será la Convención Nacional Republicana, en la que Trump sería elegido como candidato a la presidencia. Con lo anterior, se iniciaría el periodo de campañas y los temas migratorios, seguridad y comercio podrían volcarse en contra de México.

En México, el 15 de noviembre será la fecha límite para que el ejecutivo presente el Paquete Económico 2025, que deberá detallar con claridad los planes para reducir el déficit fiscal, con la nueva estructura del gasto público, las proyecciones de ingresos y la forma como apoyarán a Pemex. Cabe recordar que la SHCP proyecta un déficit presupuestario de 5% del PIB para este año y en su breve conferencia con inversionistas, el Secretario de Hacienda dijo que el déficit iría bajando hasta alcanzar el 3% del PIB en el mediano plazo. Esto es relevante, pues las agencias calificadoras podrían reaccionar negativamente al endeudamiento de México y a las reformas aprobadas, con recortes en la calificación crediticia de la deuda soberana de México.

Todo lo anterior podría propiciar escenarios de mayor riesgo, por lo que no se descartan nuevos episodios de volatilidad en el tipo de cambio que, bajo un escenario central podría estabilizarse entre 17.30 y 17.50 pesos por dólar. Bajo un escenario pesimista de mayor percepción de riesgo sobre México, el tipo de cambio podría subir a 18.50 pesos por dólar y bajo un escenario optimista (que al momento de escribir este artículo tiene una baja probabilidad de ocurrencia) podría ubicar al tipo de cambio alrededor de los 16.80 pesos por dólar, ante el regreso de capitales que buscan beneficiarse del carry-trade.

Entre todo este escenario de volatilidad y sorpresas, ningún analista ha recortado aún su expectativa de crecimiento económico para este o el siguiente año como resultado de las elecciones. Los analistas conocemos la bipolaridad de los mercados, por lo que el recorte en pronósticos no se hace con base en la caída de un día del mercado financiero. Sin embargo, si el pesimismo sobre México se generaliza, la parte real de la economía se contagiaría, pues habría un menor crecimiento de la inversión fija del sector privado, menor contratación de personal y menor consumo, lo que llevaría a un menor crecimiento económico.

De acuerdo a la encuesta de Banco de México a especialistas de economía del sector privado, la mediana de las expectativas de crecimiento económico para el 2024 se ubica en 2.10%, mientras que para el 2025 se ubica en 1.80%, siendo el principal factor de riesgo la gobernanza.
* Directora de Análisis Económico en Grupo Financiero BASE y profesora de Economía del Tec de Monterrey. Estudió la licenciatura en economía en la Universidad Autónoma de Nuevo León y la maestría y doctorado en finanzas en el EGADE del Tec de Monterrey. Colabora regularmente con medios de comunicación especializados. En 2018 y 2020 fue nombrada por Forbes como una de las 100 mujeres más poderosas de México.
Linkedin: Gabriela Siller Pagaza
email: gsiller@bancobase.com
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no representan la opinión del IMEF.

Suscríbete a IMEF News

Análisis y opinión de expertos en economía, finanzas y negocios para los tomadores de decisiones.

Te puede interesar

Advierten que violencia y falta de agua son los retos del nearshoring

Si Nuevo León quiere aprovechar la oportunidad del nearshoring tienen que resolver los problemas de la violencia y crisis hídrica que son ahora los retos más importantes en la entidad, advirtió José Domingo Figueroa Palacios, Presidente Nacional del IMEF.

El panorama para 2023 luce incierto y complicado: IMEF

2023 comienza con gran intensidad informativa, un elevado optimismo en los mercados financieros internacionales y con los inversionistas descontando que el ciclo de alza en las tasas de interés de los bancos centrales estaría cerca de terminar, especialmente en Estados Unidos, luego de los buenos resultados que se han registrado en los índices de inflación.

El problemático Metro de la CDMX

El Metro de la CDMX, orgullo en otras épocas, hoy enfrenta graves problemas que van de lo financiero a lo político o viceversa, con la seguridad física del usuario como el tema más apremiante.

El desafío a la sensatez de Claudia

Lo que vaya sucediendo todos los días indicará quién es realmente Claudia Sheinbaum. Pero quienes piensen que va a ser un títere de López Obrador, se van a llevar una sorpresa.

Las remesas son casi tres veces mayores que los programas sociales

Las remesas son 4% del PIB de México y en esta década han generado más divisas que el turismo y el petróleo. Esto es notable, pero más impresionante es el hecho de que las remesas representan casi el triple de recursos de los que entregan los programas sociales del gobierno federal.

Vacantes no cubiertas en el mercado laboral de México: IMCO-COPARMEX

Tras la llegada del Covid-19, las economías del mundo se recuperaron gradualmente y regresaron a niveles de empleo similares o superiores al observado previo a la pandemia. Sin embargo, a la par de esta recuperación se ha observado una insuficiencia de mano de obra para llevar a cabo las actividades económicas.

eu vs china mapa

EU vs China: ¿Se avecina una guerra? Esto dice un experto

China cuenta con gran poder militar y podría elevar el conflicto contra Estados Unidos, pero no por ahora. El Financiero.