Actualízate ya con la Nueva Factura

En el SAT se han venido implementando servicios que, haciendo uso de las ventajas que ofrecen las tecnologías de la información y de la comunicación, faciliten el cumplimiento de las obligaciones fiscales y permiten que la operación tributaria sea eficiente. Un ejemplo de ello, es el esquema de facturación electrónica.

La factura electrónica se actualiza para mejorar la calidad de su información y para hacer más fácil su uso por parte de contribuyentes y del SAT, incluye validaciones que evitan de manera preventiva que se emita con errores y para confirmar la congruencia entre los datos contenidos en la misma, permite mayor claridad para los contribuyentes que las reciben y se establecen los mecanismos para identificar las formas y los momentos en que se hacen los pagos.

La nueva factura incluye información que facilita y transparenta al cumplimiento de obligaciones fiscales, y permite una correcta interpretación de sus datos para poder precargar las declaraciones provisionales y anuales, así como prevenir posibles sanciones por registrar información errónea en las facturas.

Esta nueva versión está vigente a partir del 1 de julio, su uso obligatorio es a partir del 1 de diciembre de 2017, contiene campos para registrar todos los requisitos e información de carácter fiscal, así como de comercio exterior, y para identificar claramente los datos requeridos, se establecieron 17 catálogos para que el emisor sólo señale el dato correspondiente disminuyendo el margen para cometer errores de captura.

En el caso en que no esté contenida en los catálogos la clave que identifique el dato requerido, se incluyen claves multimodales. El estándar se compone de 40 datos obligatorios y 25 datos condicionantes que pueden ser optativos u obligatorios, dependiendo de las características del emisor y de su actividad económica.

La actualización del Anexo 20, incluye 46 reglas de validación para el registro de información del comprobante, las cuales se agrupan en tres modalidades, reglas de validación aritméticas que aseguran que las operaciones aritméticas y los importes sean correctos, reglas de validación de congruencia que permiten que los valores ingresados sean coherentes y guarden una lógica, y reglas de validación de condicional, que aseguran que la información cumplan con las condiciones o requisitos establecidos al registrar un determinado campo.

Con las nuevas mejoras a la factura será posible que el SAT brinde más y mejores servicios de valor a los contribuyentes, simplificando con ello el cumplimiento de las obligaciones fiscales; será posible precargar aquellos importes de gastos que constituyen una deducción para el contribuyente ya no sólo en declaraciones anuales sino también en provisionales o mensuales, permitiendo pre clasificarlos como una deducción personal, una deducción propia de la actividad del contribuyente, o como una inversión sujeta a depreciación, esto al incluir campos para registrar el uso que dará a la factura el receptor de la misma.

¿Cuáles son los principales cambios en la factura electrónica?

Se analizó y se depuró la información de las facturas eliminando 40 campos que no proporcionaban información importante, pero también se hizo necesario incorporar nuevos campos que dieran mayor claridad sobre la operación que amparaba, sobre todo en el apartado de los impuestos retenidos y trasladados, cuya información es básica para los procesos tributarios del SAT.

Otra de las mejoras de la factura es que contribuye a una mejor calidad de la información, lo que además de homologar y unificar la información también facilitan su elaboración, al poder identificar claramente el dato o la información a registrar en los campos de la factura electrónica.

Cabe señalar que, para efectos de contar con información consistente, además de incorporar reglas de validación, se incorporó un patrón a 16 campos para delimitar el registro de los valores, esto auxilia a los contribuyentes para que el registro del dato sea el correcto.

Se destaca el resultado de un trabajo en conjunto para mejorar y facilitar la forma en que se emiten las facturas electrónicas, a través de una sucesión continua de retroalimentación con grupos representativos de contribuyentes, proveedores de certificación de CFDI, desarrolladores de soluciones tecnológicas y la representación de los colegios e institutos que aportaron su experiencia para integrar aspectos operativos y tecnológicos con la materia fiscal.

La tecnología evoluciona y las Administraciones Tributarias también tienen que evolucionar.

Estamos mejorando, para que el cumplimiento de las obligaciones tributarias forme parte de la cotidianidad de los contribuyentes y sea casi imperceptible.

SAT

Be the first to comment on "Actualízate ya con la Nueva Factura"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


10 − 8 =